Los Heroes del Whisky



Haciendo honor al nombre del blog, el tema que hoy me ocupa son las bebidas alcohólicas. Para la tranquilidad de los lectores, aviso que no se trata de un informe sobre lo mal que hace el alcohol. Así como hace algún tiempo escribí sobre el tipo de gente que va a los cines, en el día de la fecha me voy a encargar de describir un fenómeno que ocurre cuando las personas abusan del alcohol. Les presento a los “tipos de borrachos”:


El gracioso: Se ríe de todo pero no entiende nada. En fiestas, empieza a socializar con quien se le cruce aunque, lamentablemente, su estado no le permite tener una conversación que supere unos gritos sin sentido y unos tropezones.


El filosofo: Personas que bien pueden ser totalmente ignorantes acerca de la historia del pensamiento, pero con unas copas de más, comienzan a ir al fondo de las cosas. En estos sujetos no será raro escuchar frases del tipo: “¿Y si todo lo que vemos es mentira?”, “¿Y si es un Gran Hermano gigante?”, “Si Dios existe... ¿Por qué permite que exista lo malo?” y demás limaduras que no tienen desperdicio.


El agresivo: Unos tragos mal metabolizados y estas personas se convierten en energúmenos. Cualquier pretexto es bueno para iniciar una pelea. Ya sea porque “lo miraron mal”, lo chocaron o porque no les gustó tu cara. Consejo: Si podes evitarlos mejor, pero si no, pegale unas buenas piñas para que aprenda.


El mensajero: Uno de los más comunes. Mas habitual entre las mujeres. Superada la dosis que permiten los controles de alcoholemia, se empieza a presentar un comportamiento teléfono-compulsivo, es decir, que el afectado comienza a mandar mensajes de texto a diestra y siniestra. Es muy común que al día siguiente se arrepienta de haberlos mandado. Consejo: sacarles el celular a estos individuos.


El quebrado: La mayoría de las veces se trata de gente papelonera para la que es frecuente terminar vomitando y arrastrado por el suelo con el exceso de bebida. Algunas teorías sostienen que tratan de sentirse queridos y asistidos inconscientemente. Consejo: Regularles la ingesta de alcohol, porque generalmente se ponen mal en el mejor momento.


El baboso: Muy común en hombres jóvenes. Aprovechan el empujón de las bebidas para encararse a todas las minas que no se atreve a encararse sobrio, generalmente sin éxito. Las mujeres suelen salir despavoridas por notarlo inseguro y totalmente fuera de sí.


El melancólico: Todos recordamos nuestras penas, pero mucho más esta gente. No es raro, entonces, que haya un confidente que se compadezca y le ponga su hombro para escuchar sus males de amor.


El inenpedable: Raramente se encuentra a estos personajes. Toman, o parece que tomaran una buena cantidad, pero nunca pierden el control de sí mismos. Se cree que soportan un volumen mayor de alcohol en sangre y esa es la razón de su moderación.

Y vos, ¿Dentro de que categoría estas?...

Comentarios

Gisela Caminos. ha dicho que…
Muy bueno, sin duda soy el gracioso... Y algunas veces el quebrado, pero últimamente me cuesta horrores ponerme en pedo... El problema está en la mezcla, me di cuenta de que si no mezclo puedo tomar toooooda la noche que no me pasa nada! Aunque en mi caso particular se me hizo todo un vicio el alcohol... Lo cual no es muy bueno.
Me copé escribiendo ja... Te dejo besos!
Carolina Haus ha dicho que…
Que ingenioso!
La otra Princesa ha dicho que…
JAJJAJA que buena entrada!
MMM... yo me emborrache en un 15 :S
y según mis amigos estaba muy mal! :P
A ver, creo que entraria en la categoría de : "La Graciosa" y "La quebrada" :D
Un beso :)
Luchita para vos ha dicho que…
Digamos, que soy un rejunte de todas (menos la violenta y la intomable al ser un poco de todas queda descartado). Saludos
bey0ndinvisible ha dicho que…
yo soy neutro :$
Maxi ha dicho que…
yo tendria q provar para encararme a todas XD!! re loko ajajjaja

Ale es el quebrado y agresivo =P

"QUE VOY A ESTAR BORRACHO YO !! " JAJAJJAJAJAJAJ
P a t ! ha dicho que…
Yo soy una mezcla entre el baboso y gracioso :D

Saludos
Anónimo ha dicho que…
Yo, como regla, soy el inenpedable... Aunque si estoy muy cansado, mal comido, y tomo bebdida con paca graduación alcóholica o mala bebida blanca, sólo me pongo alegre.

Muchos amigos y amigas acostumbran a decirme que soy un choborra. Y siempre les pregunto lo mismo:

"¿Cuántas veces me viste empedo?".

Después de pensar un rato, suelen decir, "la verdad es que nunca, o muy pocas veces". A lo que respondo:

"No soy un choborra, tomo mucho, que es algo bien distinto.

Harry Potter
Anónimo ha dicho que…
FE DE RATAS:

DONDE DICE:

"... y tomo bebdida con pòc agraduación alcohólica o mala bebida blanca, puedo ter,inar volcado. En situaciones normales, sólo me pongo alegre...