Las historias de los taxistas

Por Alejandro Spagnoli

Para que mis amigos colectiveros no piensen que estoy en su contra, en el día de la fecha me ocupo de describir a otros personajes que cada tanto dan material para hablar. Señoras y señores, estoy hablando de los taxistas. El rival de toda la vida del colectivero también tiene sus días y sus humores, por eso hay que saber reconocerlos rápidamente para evitarnos percances. Les dejo a la mano, una práctica lista.

El simpático: Al subir al taxi, comienzan a escucharse frases como: "Se vino el fresquete, eh!", que serán el detonante para una vívida charla entre pasajero y chofer. Estas conversaciones pueden terminar en diversos temas como por ejemplo: política, clima, economía, mal de amores o incluso un fuerte debate entre las ventajas y desventajas del modelo Neoliberal frente al Estado de Bienestar Keynesiano. Siempre que subo a un taxi ruego que sea un conductor de este estilo, son muy copados.

El callado: Una vez arriba del vehículo, luego de decir la dirección a la que nos dirigimos no se volverá a abrir la boca hasta el momento de bajar. Lo que ocurre es que estos taxistas o bien son callados, o no están de buen humor. Mientras sigan callados es una buena opción para viajar tranquilo.

El paseador: Cuando subimos a un taxi, casi nunca tenemos ganas de explicar como ir a donde queremos ir. Y estos personajes lo saben. Por eso, aprovechan cuando decimos la dirección para preguntar algunos datos que ellos llaman "prueba" y así poner a prueba nuestros conocimientos de calles. Si la respuesta que damos es ignorante, aprovecharán para llevarnos por el camino mas largo y asi cobrarnos unos pesos más.

El winner: El tipico flaco que anda arriba del taxi y se gana a todas las minas que le suben. O por lo menos eso cuenta a los pasajeros hombres. "No sabes, el otro día pase por el boliche este y me subieron dos minitas medio alegres que no tenían para pagar... me pagaron de otra manera, jeje", dicen estos chamuyeros. Los muy ilusos esperan que la gente les crea. La realidad es que las minitas que suben al taxi para ir al boliche le dan muuuy poca bola al conductor, porque quieren llegar radiantes al destino... y las chicas que vuelven del boliche ya no estan en condiciones de sostener una charla seductiva. Lo unico que pueden hacer es llorar por el pibe que no les dio pelota o hablar cosas incoherentes producto del alcohol en sangre o peor aún, estar feliz por la noche encantadora y querer llegar a casa cuanto antes. Las probabilidades de que una mujer tenga una noche pasional con el eventual conductor del taxi son remotas... esporádicamente podría haber alguna historia que sea real, pero no hay que creer todo.


(Estas cosas le pasan a Arjona nada más)

Comentarios

Carolina ha dicho que…
Los taxistas, que personajes! todos son raros, o se hacen los sexys, o cuentan historias fantasticas, nunca uno calladito, serio che! para mi estan reembolados y usan a los pasajeros para entretenerse. Supongo que pasan demasiadas horas arriba del auto. E un mondo difichile.

Saludos.
AGUSTIN ha dicho que…
Admiro su paciencia, Alejandro...hay que bancarse a un tachero desgranar su ideario político!!!
Además, normalmente, dan ganas de romperles la cara, o de hacerle giratoria la puerta.
Por suerte, está el detector de radios (mirá que buen post se me ocurrió: relacionar sus tips con la radio que escuchan... todo suyo!)
Verónica Molina ha dicho que…
Y bué, son poetas los tacheros. Sin mucho talento, ok, pero con una gran imaginación... =)
Javier ha dicho que…
pues sí que hay de estos taxistas y probablemente haya más!
Mar ha dicho que…
Ni siquiera le pasa a Arjona, jaja.
Muy bueno, un beso!
Alejandro ha dicho que…
Carolina: Y si, tenemos que aguantarlos cada tanto, pero estan justificados.
Alejandro ha dicho que…
Agustin: Alguna que otra vez toca un tachero gorila! hasta ahora no conoci ningun ex revolucionario que maneje un tacho, que raro eh
Alejandro ha dicho que…
Nouvelles: gracias!
Alejandro ha dicho que…
Veronica: jaja, tenes razon. creo que es mejor verlo desde ese lado.
Alejandro ha dicho que…
Javier: Hay mucho tipos, infinitos diria. Ademas se combinan los tipos asi que imaginate!
Alejandro ha dicho que…
Mar: Arjona es chamuyero? No lo puedo creer!
Hermana de SDU-7 ha dicho que…
Siempre voy a preferir a los callados.

Estoy de acuerdo con Mar, ¿qué va a saber ese...?
Damián ha dicho que…
querido...hoy, despues de algun tiempo vuelvo a los comentarios, no al posteo. La verdad hace rato no pasaba, me hiciste re colgar leyendo, felicitaciones por el crecimiento, cada vez esta mas bueno el blog, abrazo!
Diego Mira ha dicho que…
yo prefiero al callado y directo, así uno viaja tranquilo

lo malo de los taxis en que nunca maneja una mina joven y que este buena
Alejandro ha dicho que…
Hermana: A veces no se si Arjona es un sabio o un chamuyero, quizas las dos.
Alejandro ha dicho que…
Damian: Es bueno que vuelvas por estos pagos querido, se te extrañaba!
Alejandro ha dicho que…
Diego Mira: Lamentablemente no hay buenas conductoras tal vez en un par de años se popularicen jaja
Carolina ha dicho que…
Ale; ¿no somos buenas conductoras las mujeres? yo diria que en realidad somos menos prepotentes, atropelladas y escandalosas, ademas:¿quien cada año provoca cientos de muertes y familias enteras caen en desgracia? No conozco un solo caso de una mujer que haya provocado eso.
Alejandro ha dicho que…
Carolina: en mi afan de escribir rapido se malinterpreto mi comentario, quise decir que no había conductoras que "esten buenas" jaja.

PD: Sigo dudando que haya buenas conductoras, tambien :P
Carolina ha dicho que…
Mi querido; tengo que decirlo: tampoco los tacheros estan buenos, y hay que bancarlos igual y si alguno esta mas o menos bien, justo ese no te da bola!!
Asi es: el mas feo es, coincidentemente, el mas denso.

Las mujeres tenemos conciencia de nuestro estado de decrepitud y nunca nos rebajariamos ni incomodariamos a nadie, con lo que cuesta el viaje!
Clara y Pepe (los Chuquis) ha dicho que…
Antes, uno podía tomar un taxi y conversar animadamente con el conductor. Hoy ya no es así. Porque la mayoría de los taxistas son personas necesitadas y complicadas. Por lo tanto, siempre están buscando la manera de "rebuscarse"... y lamentablemente lo hacen con los pasajeros.
Ojo, no son todos, pero sí la mayoría.
Saludos, colega.


Muchas Gracias Total
Una Chica Del Montón ha dicho que…
Yo, muchisimas veces, tambien ruego de que me toque un tachero buena onda...
No hay mejor psicólogo que el taxista (encima es un poco mas barato XD)

El callado, en situaciones, es bueno.

El paseador es un hijo de puta (aca no sensuran, no?)

El winner me da pena...

Me cago de risa con tu bló.

Una pregunta: yo no bebo, te puedo seguir?
Alejandro ha dicho que…
Clara y Pepe: Estan todos locos jaja! y bue, es jodido andar tantar horas sentado.
Alejandro ha dicho que…
Chica del monton: Pero como no! si no bebe, al hacerse seguidora muy rapidamente sentira el deseo de tomarse media botella de whisky. Bienvenida ;)
Carmen ha dicho que…
Con el tiempo va cambiando hasta la idiosincrasia del taxista. En Madrid, hace unos años abundaban los del tipo simpático y algún que otro winner. Ahora son todos del tipo callado y/o paseador. Personalmente evito subir a un taxi tanto como puedo, entre otras cosas porque los de mi ciudad están considerados los más caros del mundo después de los de New York, y encima te pasean cuando pueden.
Muy bueno el texto, Alejandro. Me divertí.
Un saludo!
Alejandro ha dicho que…
Carmen: tenes toda la razon, van mutando! jaja
Una Chica Del Montón ha dicho que…
Eso es un problema... Sólo tengo 15 años... Bueh, siempre se empieza...
Te sigo igual!