Martín Palermo

Por Alejandro Spagnoli

Superó la barrera de las hinchadas. Su nombre va mas allá que cualquier cuadro de fútbol local. Supo convertirse en el ícono que elimina todas las diferencias. Supo derribar las murallas más sólidas. Supo hacer añicos todas las defensas que se cruzaron en su camino. Supo ser leyenda viva en la historia del fútbol. El hombre que sería capaz de batir todos los records, nació un 7 de noviembre de 1973 en La Plata, bajo el nombre de Martín Palermo.

Desde la infancia demostró una habilidad superior para jugar a la pelota, lo que le valió su debut en Primera División a los 18 años en el Club Estudiantes de La Plata. Su carrera en primera división se vio afectada por su bajo rendimiento y por las críticas de la hinchada que lo calificaba como un jugador torpe. El primer gol de Palermo fue 10 meses después de su debut.

Las dificultades para el futbolista seguían a la orden del día. Con el descenso de Estudiantes permaneció la mayor parte del tiempo como suplente y más tarde fue cedido a préstamo para jugar en la Segunda División de San Martín de Tucumán. Las críticas se volvían cada vez más destructivas, a tal punto que uno de los directivos le dijo que “sólo servía para cortar el pasto”. Sin embargo, la transferencia no se realizó y Palermo volvió a Estudiantes.

Su revancha llegaría en el Torneo Clausura de 1996, donde no desaprovechó su oportunidad y se convirtió en figura y goleador del equipo. Ya consolidado como jugador se produjo su venta a Boca Juniors en 1997.

Las primeras actuaciones de Martín fueron decepcionantes y volvieron los reproches de los hinchas por su tipo de juego. Un gol clave que le dio la victoria al equipo en el súper-clásico con River reconcilió al futbolista con la hinchada. Había comenzado un romance que duraría hasta hoy.

En 1999, en el partido de Boca contra Colón de Santa Fé, Palermo sufrió una rotura de ligamentos cruzados que le demandó más de seis meses de inactividad. Sin embargo, su regreso fue más que glorioso, en el partido de los cuartos de final de la Copa Libertadores frente a River Plate, donde convirtió un gol que ayudó a la victoria de los xeneizes por 3 a 0.

Luego de un accidentado pase por el fútbol europeo, a mediados de 2004, regresó a Boca Juniors para consolidar su puesto de goleador definitivamente. Afrontando buenos y malos momentos del Club, Martín Palermo siempre fue uno de los hombres-gol más importantes del equipo.

Jugando para la Selección Argentina, en el partido contra Perú que definía en gran medida la clasificación al Mundial de Sudáfrica 2010 convirtió un agónico gol en el último minuto que fijó el 2 a 1 definitivo, bajo una lluvia torrencial. Desde ese día, Palermo se transformó en “El hombre del milagro”.

Pero este futbolista no se conformó con salvar a la Selección. En 2010, superó el record de 218 goles de Roberto Cherro, convirtiéndose en el máximo goleador de la historia de Boca.

Con 36 años, fue convocado por Diego Armando Maradona para integrar el Seleccionado en el Mundial de Sudáfrica. Y como a este hombre sólo le faltaba convertir un gol en un mundial, aprovechó la oportunidad en el único partido que jugó. Ante Grecia, a los 89 minutos definió el partido marcando el 2 a 0, demostrando que no existen límites para la leyenda.

Dijo Palermo: “Cambio todos mis goles por levantar la copa”. Es que para una leyenda de semejante talla no existen barreras, ni cuadros de fútbol, ni rivales, ni críticas. Sólo existen los hechos. “No está escrito el libro”, aseguró también Martín, demostrando de nuevo que siempre se puede seguir soñando. La leyenda está viva, su historia se sigue sellando con cada grito, con cada gambeta.


"Martín fuiste vos, Martín fuiste vos. Gol Argentino, gol Argentino, gol Argentino. Gol Argentino, gol Argentino, gol Argentino. A los 47 minutos 30, Martín, si, fuiste vos, Martín. Fuiste vos Palermo. Palermo, Palermo, Palermo, Palermo, Palermo. El hombre de la película, el hombre de todos los libros. Martín Palermo. Palermo le da otra vez el oxígeno a la Argentina. Martín Palermo, señores. Palermo, en otra película de Martín. En otro capítulo del ídolo Palermo, señores. Palermo le da la victoria a la Argentina. Aqui esta Martín Palermo, la Argentina sobre la hora le gana 2 a 1 a Perú. Martín Palermo"

Comentarios

bey0ndinvisible ha dicho que…
Mete miedo :$
Carolina ha dicho que…
Que hombre divino! lo amo, quien dijo que es torpe? yo quiero un torpe asi!
Es un sol.
Gary Rivera ha dicho que…
jajajaja tenias que poner justo ese gol! jajajaja aun duele el arco jajajaja saludos desde Peru!!
Buen Jugador! si pudieramos clonarlo! o nacionalizarlo peruano! jajajaja

Un abrazote!
CAROLVS II, REX HISPANIARVM ha dicho que…
El mìtico Martìn "el loco" Palermo, a los madridistas aùn nos duele su gol en la final de la Copa Intercontinetal del 2000, aùn asì un ìdolo tambièn en Espana...una pena su desgraciado paso por Villareal...

Un sueno mundialista para la final: Argentina vs. Espana.

Saludos.
Hugo ha dicho que…
Paleeeeeeeeeeeeeeermo! Paleeeeeeeeeeeeeeermo! Paleeeeeeeeeeeeeeermo!
luther blues ha dicho que…
Como dijo el gran Carlos Bianchi sobre este delantero "Palermo es el optimista del gol" y vaya si tenia razon el hombre .
Ojala que la pelicula del Titan no tenga como final el gol a los griegos y que haya un capitulo mas por favor
Un abrazo my friend
Alejandro ha dicho que…
bey0ndinvisible: Vamos a ver que pasa en cuartos :P
Alejandro ha dicho que…
Carolina: yo lo defino como un crack, alguien que hace lo que hay que hacer, siempre.
Alejandro ha dicho que…
Gary: Uno de los goles que mas grite en mi vida, fue epico ese partido.
Alejandro ha dicho que…
Carolvs: seria una genial una final contra España, pero creo que nos cruzamos en semifinales si ambos equipos ganan.
Alejandro ha dicho que…
Hugo: Te hago la segunda con el canto! jaja
Alejandro ha dicho que…
lutherblues: esperemos que no. para cuando la peli de palermo?
ruma2008 ha dicho que…
En Sudáfrica, el equipo argentino se convertirá en número uno del mundo.

Gracias.
ruma
Alejandro ha dicho que…
Ruma: Ojala que si!! gracias por tus buenos deseos!
Clari ha dicho que…
que lastima que se retiro, a mi me encantaba como jugaba, siempre lo veía en la cancha y todo lo que dejaba por el equipo. una vez me lo encontré en uno de los gimnasios en palermo entrenando y le pedi que se saque una foto conmigo