La verdadera libertad

Por Alejandro Spagnoli

Hacer frente a preguntas de difícil respuesta es algo a lo que el hombre tuvo que acostumbrarse desde el principio de la historia. Los interrogantes de la existencia fueron el motor y el tormento de los pensadores más importantes de todos los tiempos y aún así la naturaleza de estas preguntas siguen bajo un espeso manto de incertidumbre.

La libertad, acaso uno de los conceptos más analizados, sigue siendo disparador de grandes polémicas cuando se trata de interpretar el significado que encierra. Esta palabra le quitó el sueño a filósofos de todas las épocas y significó también la semilla de grandes revoluciones, sin embargo, todas las bibliotecas parecen desmoronarse al momento de pasar las ideas en limpio.

Para Hegel, el hombre individual no puede ser libre como un todo porque sólo puede serlo si se reconoce en el todo. Un ejemplo del “todo” puede ser el Estado y las leyes.

En Francia, en la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, la libertad se consagra como Derecho Fundamental en el artículo 2° y se define en el 4° en estos términos: "La facultad de hacer todo aquello que no perjudique a otro". Esta definición lleva al concepto de que para gozar de la libertad se debe ser esclavo de las leyes.

Sin embargo, Martín Heidegger aportó un enfoque diferente a la cuestión. Según Heidegger, la emancipación reside en un modo de vivir en el que se asume la tragicidad de la existencia, lejos de las banalidades, las habladurías y las modas que anulan el pensamiento crítico.

El filósofo de la libertad, Jean Paul Sartre, identificó varios factores que condicionan al hombre pero a pesar de todo eso, fue un total convencido de que el hombre puede asumir la libertad y la responsabilidad de sus actos. En la filosofía Sartreana, incluso el alienado fue libre antes de alienarse. Una de sus frases más contundentes afirma que “es el torturado, el que en la tortura, decide libremente que no da más”.

Semejante afirmación fue motivo de muchísimas críticas hacia Sartre, pero es que en su filosofía la libertad es una responsabilidad que el hombre debe tomar, un riesgo que debe correr. La libertad Sartreana tiene mucho que ver con la libertad Heideggeriana, debido a que ambas concepciones implican un modo de vivir en donde el hombre asume sus propios actos y se aleja de la irresponsabilidad de las masas.

La revolución francesa y la destrucción del Estado Absolutista, la revolución rusa en octubre de 1917, la independencia de las naciones, el Mayo francés y sus gritos contra la sociedad de consumo y tantísimos otros hechos fueron consecuencia de la búsqueda de una mayor igualdad.

Paradójicamente, la libertad fue y es el objetivo común de movimientos con cargas ideólogicas antagónicas. Tal vez el principio de la libertad sea darle el propio significado, sin olvidar que habrá tantos puntos de vista como hombres habitan esta Tierra.

Comentarios

Carolina ha dicho que…
Que interesante tu exposicion!
Estas cada vez mas afilado, nene.

Yo coincido totalmente en que para ser libre se necesita ser esclavo de la leyes, con lo que podemos ver que libertad absoluta no hay, ya que deberiamos ser uno solo en todo el mundo quizas para eso.
Por otro lado (soy muy osada) la opinion de Sartre me parece un disparate, porque si estoy coaccionada por martirios y flagelaciones no estoy siendo libre, solo estoy tratando de sobrevivir.

Saludos!
bey0ndinvisible ha dicho que…
La verdadera libertad es la que Dios nos dió. Las demás estructuras las inventó el humano.
leandro molins ha dicho que…
Me planto con martin, muy buena entrada!!!, Sartre a mi me parece un vendedor de autos usados en los documentales que pasaban por encuentro.
Saludos

Vos le compraste el choreo a chemical imbalance..., que le clavo links a un monton y despues te comentaba sin ganas, con el unico objetivo de que leyeran lo que escribe en el taller literario que dice que se lo corrije su "novio", ja!.
Se soy malo, por eso vivo en un castillo.
Hugo ha dicho que…
¿Seremos alguna vez realmente libres?

Se me vienen a la cabeza cientos de cosas, en su mayoría pavadas, que nos terminan esclavizando y mientras tanto permanecemos mansitos.
Damian Marsicano ha dicho que…
Increiblemente acabo de publicar un breve ensayo sobre la libertad en mi blog...transmision de pensamiento...
Exactamente como dice el ultimo parrafo, tendria que existir una ley para cada hombre, en el caso de que hablemos de una libertad en su forma pura.
Lucy in the sky. ha dicho que…
No sabía lo de Sartre. Cuan interesante. Coincido.
"Tal vez el principio de la libertad sea darle el propio significado, sin olvidar que habrá tantos puntos de vista como hombres habitan esta Tierra." Amén. Sin más que acotar.
El Borrador de Papel ha dicho que…
Libertad, tema de debate en el que podría participar durante horas.

Yo a todas las citas mencionadas basaría lo que voy a exponer en La teoría del contrato social de Rousseau.
En tanto decidimos sujetarnos a un contrato social "valga decir comunidad" debemos delegar ciertas atribuciones a ese contrato y en ellas la libertad va en parte, restringida diría yo en favor del bien publico, "Principio del derecho de Policía del estado".
Claramente nuestra libertad esta limitada en parte en favor del otro.
"mi libertad termina donde empieza la del otro". En tanto vivimos en comunidad estamos sujetos a que esta se coarte, en favor también nuestro, porque la libertad absoluta supone la no regulación de la vida, ósea, no estado, no leyes, no poder de policía.
La única libertad que si prevalece intacta es la libertad pensamiento, en tanto lo tengamos solo para nosotros, porque esta expresado a la sociedad también esta limitado en cierta medida.

En síntesis, debemos restringir algunos derechos para ganar otros es la ley de la vida.
Pero en nuestro fuero intimo podemos vivir en libertad, nadie nos puede decir en que creer o que nos gusta si no nosotros mismos.

Un saludo

si tienes tiempo; http://elborradordepapeles.blogspot.com
SCB-1928 ha dicho que…
Libertad...hay que invertir (perder) un poco por un lado para obtener siderales ganancias (libertades) por otro. Eso es lo que algunos no quieren entender, y atropellan a todo lo que se les pinta, solo porque no es como ellos.
Pero me dejaste pensando...es un tema que deja siempre que pensar.

Salutes