Almirante Guillermo Brown

Por Alejandro Spagnoli

El Almirante Guillermo Brown nació un 22 de de junio de 1777 en Foxford, Irlanda. Sin embargo, el destino había preparado los colores celeste y blanco para fundirlos con su ser irlandés. Así fue como Brown se convirtió en el primer Almirante de la Fuerza Naval Argentina.

Sus primeros años no fueron nada fáciles. De niño fue llevado a Estados Unidos y más tarde quedó huérfano. Luego, Brown se embarcó como grumete. Durante años navegó las profundas aguas del Atlántico, lugar en donde fue adquiriendo y puliendo sus habilidades que más tarde serían vitales para sus grandes hazañas.

Ya con matricula de Capitán fue apresado por un buque pero logró escapar a Inglaterra y más tarde emigró al Río de la Plata. Luego de una corta estancia en Montevideo se trasladó a Buenos Aires, donde fue testigo de la Revolución de Mayo.

Brown luchó contra los marinos realistas, superiores en número y armamento, que dominaban la Banda Oriental pero a pesar de la gran desventaja logró una importante victoria. En 1814, la isla Martín García que estaba dominada por los realistas fue tomada por Guillermo Brown y ese mismo año recuperó la ciudad de Montevideo con una victoria que Don José de San Martín calificó como “lo más importante hecho por la revolución americana hasta el momento”. Por su esfuerzo y patriotismo fue nombrado Teniente Coronel.

Más tarde, Brown zarpó de Buenos Aires en la fragata Hércules, llevando las ideas de libertad de la Revolución de Mayo a las regiones de Chile, Perú, Ecuador y Colombia. Cuando regresó a Argentina no quiso formar parte de conflictos internos y se dedicó al comercio de compra y venta de armas.

En 1826, desatada la guerra de Argentina con Brasil, el Presidente Rivadavia lo llamó a servicio y le confirió el mando de la escuadra integrada por escasísimas fuerzas. Durante el combate en el puerto de Colonia contra la escuadra brasileña, la suerte le resultó esquiva, no obstante logró una victoria ajustada.

Sin embargo, el 10 de junio de 1826 una imponente fuerza brasileña se presentó ante Buenos Aires. A pesar de estar en clara desventaja, el Almirante Brown no se dio por vencido. Por el contrario, impregnó de ánimos a su tripulación: “Marinos y soldados de la República: ¿Veis esa gran montaña flotante? Son 31 buques enemigos. Mas no creáis que vuestro General abriga el menor recelo, pues que no duda de vuestro valor y espera que imitaréis a la “25 de Mayo” que será echada a pique antes que rendida. Camaradas: confianza en la victoria, disciplina y tres Vivas a la Patria”.

Brown atacó a uno de los más potentes buques brasileños logrando que la fuerza enemiga se retire. Argentina había obtenido la victoria en el Combate de los Pozos ante la mirada de admiración del pueblo de Buenos Aires.

Su hija, Elisa Brown, se suicidó al enterarse de la muerte en combate de su novio Francisco Drummond. Este acontecimiento marcó en el Almirante una etapa decisiva de la neurosis que lo dominó durante sus últimos años.

Finalmente, Guillermo Brown falleció en 1857 y el Gobierno Argentino decretó honras al ilustre marino. "Brown en la vida, de pie sobre la popa de su bajel, valía para nosotros por toda una flota", manifestó Bartolomé Mitre en la despedida de los restos del hombre que supo tener el corazón de Irlanda y la espada de Argentina.

Comentarios

diosesargentino JULIANO ha dicho que…
en los recorridos guiados que se realizan en el cementerio de la recoleta, cuentan la historia de la hija de brown. un saludo enorme y buen post.
Carolina ha dicho que…
Está muy bueno Ale, me encanta este homenaje al ilustre William Brown, conozco su trayectoria y lo admiro mucho!

Gloria al gran amigo argentino. Argentina e Irlanda no te olvidan.
luther blues ha dicho que…
Un autentico "Capitan de Mar y Guerra" ,brindemos por su gloria Ale con una buena Guinness jeje
Un abrazo che y cuidado con el quilombo en la calle ,se vienen dias duros me parece lamentablemente
saludos
Javier ha dicho que…
gracias por la referencia, estuvo muy bueno!
Damian Marsicano ha dicho que…
William Brown es bastante conocido en su pais de origen tambien.

Incluso un grupo de folk irlandes le dedico una cancion, sigan la letra...

http://www.youtube.com/watch?v=BniyC33QdjM
Hugo ha dicho que…
Siempre es bueno recordar un poco de nuestra historia.

Saludos.
Matías Rodríguez ha dicho que…
Terrible historia la del Almirate Brown, no la conocia del todo, simplemente de haberla escuchado un par de veces. Que coraje la de los revolucionarios de mayo y que mal murieron todos, pensar que con tan solo uno de ellos cambiaria tnato nuentra situacion, ojo que tampoco eran santos, pero al menos sentian minimamente un pais que les pertenecia, al igual que su futuro como hijos de la revolucion de mayo y padres de la libertad y el destino de argentina, ya conformada como tal. Por otro lado, te itneresaria un intercambio de links? haces un blog fantastico
Anónimo ha dicho que…
http://www.youtube.com/watch?v=XDgO6NIXe0A
mira este video del almirante brown un tema bastante pegadiso pero bueno
vale la pena verlo che ^^

Pablo Lancaster